martes, 11 de diciembre de 2007

EL NUCLEO TERRESTRE







Científicos del Columbia University's Lamont-Doherty Earth Observatory han descubierto que el núcleo interno de la Tierra rota a una velocidad mayor que el planeta.



El movimiento del núcleo interno no había sido detectado o medido con anterioridad. El descubrimiento, comunicado el 18 de julio en la revista Nature, permitirá avanzar en el conocimiento de cómo se crea el campo magnético terrestre y porqué sufre inversiones periódicas; cómo fluye el calor de un lado a otro del planeta, y cómo se han desarrollado las capas internas de la Tierra.



El núcleo interno rota en la misma dirección que la Tierra y levemente más rápido, completando una rotación, es decir un día, dos tercios de segundo más rápido que la Tierra entera. Durante los últimos 100 años esta velocidad extra ha permitido ganar al núcleo un cuarto de vuelta respecto al planeta como conjunto, según han descubierto los científicos. Tal movimiento es considerablemente rápido respecto a los movimientos geológicos, unas 100,000 veces más rápido que la deriva continental. Los científicos han hecho este descubrimiento al medir los cambios en la velocidad de las ondas sísmicas generadas por un terremoto que pasaban a través del núcleo interno.








El Nucleo de la Tierra Teoría Electromagnetica La electricidad necesaria para generar el Campo Magnético Terrestre (CMT) que se produce o manifiesta en la parte o capas externas del núcleo terrestre, se encuentra almacenada en dos (2) pilas eléctricas internas. El núcleo interno Norte es una pila con corriente eléctrica negativa, mientras que el núcleo interno Sur es una pila eléctrica con corriente positiva. Solamente mediante la existencia de una corriente eléctrica puede producirse el campo magnético, ya que Las corrientes eléctricas generan campos magnéticos. De esta forma, el hemisferio Norte del CMT tiene polaridad Sur mientras que el hemisferio Sur del CMT tiene polaridad Norte. Esto es posible debido a la naturaleza de la corriente eléctrica almacenada en las pilas internas del nucleo terrestre. La pila eléctrica Norte del núcleo interno del planeta, con corriente eléctrica negativa, hace rotar el nucleo externo Norte hacia la izquierda, en sentido contrario a las manecillas del reloj, mientras que la pila Sur del nucleo interno del planeta, con corriente eléctrica positiva, hace rotar el nucleo externo Sur hacia la derecha, en el mismo sentido de las manecillas del reloj.
El sentido de rotación de las capas externas en cada hemisferio del núcleo terrestre determina el sentido de rotación de las zonas de baja presión, de las tormentas, de los huracanes y de los tornados en ese hemisferio en particular, debido a la íntima relación entre el nucleo de la Tierra y la atmósfera. En el hemisferio Norte del planeta cuyo hemisferio del núcleo rota hacia la izquierda, las zonas de presión baja, las tormentas, los huracanes y los tornados, todos rotan también hacia la izquierda, mientras que en el hemisferio Sur sucede todo lo contrario, allí, toda la dinámica de rotación es hacia la derecha. En el Sur, el núcleo, las zonas de baja presión, tormentas, huracanes y tornados, todos giran hacia la derecha, en el mismo sentido de las agujas del reloj. La diferente polaridad de cada una de las secciones del núcleo terrestre hace que éstas se mantengan atraidas la una hacia la otra. Al mismo tiempo, cada sección o hemisferio del núcleo terrestre rota en sentido contrario, una con respecto de la otra, produciendose una gran area de colisión en el ecuador del núcleo. Esta zona de colisión permanente produce un abultamiento en la zona ecuatorial del núcleo terrestre denominado aquí como la "Protuberancia Ecuatorial", producto de la colisión de los dos hemisferios del núcleo del planeta rotando en sentido contrario. El resultante de esta fricción, una protuberancia en el ecuador del núcleo terrestre, produce en la atmósfera una zona de baja presión constante denominadas como las "Bajas Ecuatoriales". La protuberancia permanente en el ecuador del núcleo terrestre, o Protuberancia Ecuatorial, producto del roce entre la sección norte y la sección sur del mismo, mantiene en la superficie una zona de
baja presión atmosférica, tambien permanente, la cual se conoce como las "Bajas Ecuatoriales". El contacto en el ecuador del núcleo entre las dos secciones externas, ambas de diferente polaridad, por lo tanto atrayéndose, hace que el area de choque o fricción entre los hemisferios sea muy irregular y esté modificándose constantemente. Esta dinámica e inestabilidad se ven también reflejadas en la superficie ya que las Bajas Ecuatoriales cambian constantemente de posición, magnitud, forma y tamaño.